¿Qué beneficios aporta?

Un bebé con cólicos sufre de irritabilidad, un llanto muy difícil de calmar, gases, etc. Los cólicos provocan, en muchas ocasiones, dificultades para conciliar el sueño.

Desde la Osteopatía lo que hacemos es buscar el origen de este malestar. No siempre el problema está en su sistema digestivo. En algunos casos, posiciones determinadas durante el embarazo o complicaciones en el parto, entre otros casos, pueden provocar dicha clínica.

¿En qué consiste el tratamiento de Osteopatía para bebés con cólicos?

El tratamiento osteopático en estos casos se realiza con técnicas muy suaves, nada invasivas ni molestas para el bebé. Gran parte del trabajo en los bebés se realiza en la cabeza o la pelvis, ya que son las zonas donde más tensiones se acostumbran a acumular. Aunque en nuestra exploración detectaremos si existen disfunciones en otras partes de su cuerpo, como puede ser en su espalda, sistema digestivo, diafragma…

Una vez realizado nuestra exploración y después de charlar con los padres o tutores, llegaremos a un diagnóstico, y basándonos en este, decidiremos que tratamiento realizar.

¿A qué edad se puede empezar el tratamiento?

Desde el primer momento de vida ya podemos tratar a los más pequeños, pero normalmente, los cólicos aparecen alrededor de la 3ª-4ª semana de vida, y es entonces cuando podemos empezar con el tratamiento.

¿Cada cuánto conviene realizarlo?

En la mayoría de casos, estos cólicos provocan una gran irritabilidad, llanto y malestar, y muchas veces es aconsejable realizar una visita a la semana, por lo menos en los casos agudos durante las dos primeras semanas. Después, si esta sintomatología va disminuyendo, ya podemos espaciar las visitas cada 2 semanas. Normalmente, con 4 tratamientos suele ser suficiente para mejorar esta sintomatología.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *